Destinos de Playa

Presentamos las Playas Argentinas en orden de cercania a la Ciudad de Buenos Aires.

San Clemente - Santa Teresita - Costa del Este - San BernardoMar de Ajo  -  Pinamar - Ostende - Valeria del Mar - Carilo -
 Villa Gesel  -  Mar del Plata - Miramar - Quequen - NecocheaLas Grutas  - Puerto Piramides - Puerto Madryn



Las playas argentinas son un clásico para los viajeros que recorren nuestro país. Son un espacio ideal para disfrutar del sol y el mar en pareja, en familia y por supuesto también en grupo. Cada una de nuestras playas cuenta con un estilo propio y un encanto especial.


De hecho, cada verano las playas de la provincia de Buenos Aires reciben alrededor de 7 millones de turistas. Es un paño extenso desplegado por más de 1.200 kilómetros de costas que se extienden de cara al Atlántico.


Gran parte de estas playas se encuentran agrupadas en el Partido de la Costa. Entre ellas se destacan San Clemente del Tuyú, que ocupa una franja costera de 96 kilómetros de largo y un ancho variable de dos a cuatro kilómetros y cuyos atractivos principales son el Oceanario Mundo Marino y las Termas Marinas. Dentro del Partido de la Costa también se localizan Santa Teresita, Costa del Este, Mar de Ajó y San Bernardo entre otros puntos recomendados para veranear.


Estas playas invitan a disfrutar del sol, el mar y la arena, pero también son el lugar indicado para aquellos que disfrutan de los avistaje de aves, de las caminatas por los bosques, los paseos por los faros y por supuesto también para los amantes de la pesca, tanto embarcada como desde los muelles.


Por su parte, la costa pinamarense se caracteriza por ser recta, sin bahías, ni cabos, ni desembocaduras de ríos. Sus playas se extienden desde Punta Rasa hasta Mar Chiquita y se distinguen por su estilo exclusivo. Este es el caso de Montecarlo, Pinamar, Ostende y Cariló.


Allí el viajero podrá disfrutar de un apacible paisaje que además suma campos de polo; canchas de golf y también centros comerciales como los que se localizan en Pinamar Norte y Valeria del Mar. En tanto, para quienes buscan turismo aventura, en estas playas es habitual la práctica de deportes acuáticos como el jet ski, el windsurf o el kite-surf.


Hacia el Sur, otro de los sitios destacados es Villa Gesell donde la conjunción de bosque de pinos, eucaliptos, acacias y cipreses, se fusionan con el encanto del mar. Esta localidad cuenta con un frente costero de 60 kilómetros donde aún se conservan dunas en estado natural. La Reserva Natural Faro Querandí, las Dunas Zona Norte, los paseos de artesanos, como las casas de té, son algunos de los recorridos sugeridos para el visitante.


Dentro del espectro nacional, no hay dudas que Mar del Plata se ganó con creces el mote de ser la ciudad turística balnearia más importante de la Argentina. En efecto, es el epicentro de cada temporada con su nutrida propuesta deportiva, cultural, gastronómica y por su vida nocturna, que año a año congrega a miles de turistas. Su atractivos naturales se extienden a lo largo de casi 50 kilómetros de playas y bahías con acantilados rocosos.


Dentro de la inmensidad bonaerense, más hacia el Sur, las localidades de Miramar, Quequén y Necochea también ofrecen una alternativa única para los amantes de las playas argentinas. Estas maravillosas opciones se encuentran equipadas con balnearios para todos los gustos, que van desde parajes agrestes hasta sitios que ofrecen la comodidades de las grandes urbes.


Durante los últimos años, el interés de los viajeros por descubrir nuevos ámbitos hizo que la oferta turística extendiera su desarrollo. La búsqueda de nuevas experiencias hizo que localidades como Las Grutas, en la provincia de Río Negro, exploten todo su potencial. Con aguas cristalinas de tonalidades turquesas y playas de fisonomías diversas, estas playas encantaron a los visitantes en el contexto del Área Natural Protegida Bahía de San Antonio, sobre la costa del Golfo San Matías.


Hoy Las Grutas se convirtieron en un escenario ideal para conocer la naturaleza marina de nuestra Patagonia. A las opciones de sol y playa se suman diversas actividades como la práctica de buceo, snorkel, kayaking, paseos náuticos y pesca deportiva.


En esa misma línea, enfocada a disfrutar de la arena y el mar pero también en descubrir la riqueza natural, se encuentran las alternativas que brinda la provincia de Chubut con el encanto de Puerto Pirámides y Puerto Madryn. De hecho, el micro-clima de la Península Valdés brinda la posibilidad de disfrutar sus playas durante varios meses al año.


Como se sabe, esta es una región de vientos, pero al estar enmarcada en una bahía protegida, la cantidad de días aptos para la navegación es mucho mayor a la de otras regiones patagónicas. Desde septiembre hasta abril el clima es muy favorable, lo cual diferencia a esta zona del resto de la Patagonia. La playa de Puerto Pirámides se destaca por su contexto de tamariscos y médanos. Desde allí salen las embarcaciones que realizan los paseos náuticos en verano, los avistajes de lobos marinos y de diferentes especies de aves.


A su vez, dentro del mapa de playas nacionales también se destaca la alternativa en ascenso que propone Puerto Madryn. Se trata de un destino que cada vez es más solicitado en verano por sus amplias y espaciosas playas que pueden disfrutarse con plenitud en familia. Un gran punto a favor es su clima seco que es garantía de sol para una extensa estadía. Además es un sitio ideal para disfrutar a gusto de las actividades acuáticas, especialmente para hacer kayak, stand up-surfing, windsurf o kitesurf. En lo que aventura se refiere, la frutilla del postre en este destino se la lleva el snorkeling con lobos marinos que se realiza en la lobería de Punta Loma. Se trata de una experiencia altamente recomendable, y única en el mundo, que su pasajero jamás olvidará...

Encontrá tu viaje ideal, al mejor precio